Sáb. Oct 24th, 2020

En Proceso

A nadie le gusta esperar. ¿Me equivoco? Hubiera querido tener listo el tercer tomo de RELATOS DE MUNDO ÚNICO en abril, pero el libro necesitaba contar más cosas de las que había planeado. Tuve que esperar. Luego vino la revisión del texto. Otra espera. Entonces, una blogger literaria me escribió señalándome algunos errores ortotipográficos que tenía SUEÑOS PARA UN SOBERANO INSOMNE, mi primer libro autopublicado. Campanazo de alerta. Nueva revisión de EL EJÉRCITO DEL TIEMPO ATRÁS con base en esas observaciones para no cometer los mismos fallos en esta novela. Luego, la maquetación, la subida a Amazon… Esperar. Un proceso.

La vida es eso: procesos. Nunca terminas de cometer errores ni de corregirlos. No es una excusa. Es la verdad. Pero si te das la oportunidad de reconocer que no lo sabes todo, que tienes un margen de crecimiento, no importa tu edad, sales ganando.

El correo de Rebeca, la blogger literaria de la que te hablo y a la que agradezco enormemente por haberse tomado el tiempo para señalar cada error ortotipográfico, me llevó a tomar el curso de corrección y estilo de la Universidad Autónoma de Barcelona. Mi experiencia de 18 años como periodista de medios escritos generó una zona de confort. Debo mejorar. Proceso.

Mientras espero la aprobación final de Amazon para anunciarte de manera oficial la publicación de EL EJÉRCITO DEL TIEMPO ATRÁS, he retomado la revisión de mis otros libros. No es vergüenza echarles una nueva mirada y efectuar los ajustes necesarios. Proceso.

Y una espera y un proceso han sido también mi carrera como escritor, que comenzó en 2016. Altas y bajas, aciertos y errores, esperas y frustraciones. Cada una de esas cosas me ha nutrido. He tenido que esperar. Estoy en proceso.

Pablo, en su carta a los romanos, dice que “…si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia”. Y no es un tema de religión o de espiritualidad. Es algo del día a día. Muchos esperan que las cosas sean cómodas y fáciles. Sin embargo, lo que realmente tiene valor pide una lucha, exige constancia y demanda esfuerzo y valentía. Lo he aprendido con cada libro que escribo.

Sí, esta es una entrada de blog bastante intimista, pero si me has estado siguiendo sabes que me gusta ser lo más transparente posible. Creo que eso genera lazos reales a pesar de la virtualidad.

Ah, antes de despedirme, quiero recomendarte el blog de Rebeca: Crónicas de la loca que cazaba nubes.

Y una cosa más: la primera semana de junio comienzo la novela de ciencia ficción, un género que me encanta desde que leí a los seis años Veinte mil leguas de viaje submarino y que creció con Tierra de gigantes, El túnel del tiempo, Star Trek, Buck Rogers, Flash Gordon, Ulises 31 o Sankuokai.

Ese nuevo libro tendrá un estilo muy diferente a los de la trilogía de RELATOS DE MUNDO ÚNICO, ya que me adentraré en los terrenos de la distopía, que de acuerdo con Wikipedia es una “antiutopía o sociedad ficticia indeseable en sí misma”.

Será todo un reto y eso me encanta.

Comienza otro proceso.

Te estaré contando.

Tu amigo,

ANDRÉS LOPEZRODRÍGUEZ

P.D. En una futura entrada te hablaré de mi fascinación por los robots y por Julio Verne.

P.D. 2. Crédito ilustración: Imagen de waldryano en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *