Sáb. Oct 24th, 2020

Por Qué Leo Ahora en Kindle

En julio del año pasado hice la que considero mi mejor compra: un Kindle. Si no sabes los que es, te cuento: el Kindle es el lector de libros electrónicos (o e-books) de Amazon. No es una tablet, porque su pantalla es de tinta electrónica, una característica muy importante, ya que evita el cansancio ocular, siendo igual a la sensación de lectura en papel.

Te confieso que antes era de los que buscaban sitios de descarga “legal” de PDF para leer libros en mi iPad, pero decidí dejar de ser uno más de la tripulación de los Jack Sparrow del mundillo editorial. Si no me gusta que pirateen mis libros, ¿por qué lo voy a hacer con los de otros escritores?

Lección aprendida.

Sigo con el Kindle. A ese aparatico he descargado unos ochenta libros, más o menos, adquiridos pagando o en promociones gratuitas en Amazon, así que estoy siendo un lector legal.

He ahí dos de las más importantes ventajas que para mí tiene el Kindle: puedo llevar una biblioteca completa a donde vaya y no gasto cantidades excesivas de dinero para tener los libros que quiero.

Si me hicieran ahora la famosa pregunta “¿Qué llevarías a una isla desierta?” (¿Por qué rayos querría irme a una isla desierta sabiendo que mis habilidades para la supervivencia en terrenos en los que la naturaleza es cruel tirana serían nulísimos? Pero, en fin), sin dudar respondería que mi Kindle. Y otras cosas, como una franquicia de Mc Donald’s con empleados y todo, pero eso no viene al cuento.

Todos sabemos que el mercado editorial es, a veces, prohibitivo para el lector promedio, que prefiere pagar en el supermercado por productos de consumo básico a comprar, digamos, la trilogía de El señor de los anillos, que en mi país cuesta alrededor de 17,70 dólares en físico.

Y pongo de ejemplo la obra de J.R.R. Tolkien porque la semana pasada la compré en versión e-book en 3,99 dólares (sí, los tres libros). No sé en tu país, pero esos 13 dólares de diferencia en el mío son un buen dinero.

Otros ejemplos: una colección de cinco obras de Julio Verne me costó 0,99 dólares y la colección completa de Sherlock Holmes, 1,99 dólares.

Otra ventaja de los e-books y, en este caso, del Kindle: me permite subrayar frases, párrafos o textos completos que considero relevantes. Soy de los que piensa que rayar un libro es un total SACRILEGIO.

Otra es que puedo cambiar el tipo de letra y el tamaño a mi antojo.

En este punto me dirás: “Sí, Andrés, muy bonito todo, pero ¿cuánto te costó el Kindle?”. Y tienes razón. Es una inversión de 80 dólares, que fue el precio que pagué el año pasado. No todo el mundo quiere hacerla. Hay que ser un afiebrado (como decimos acá en Colombia) total de la lectura, como soy yo.

Sin embargo, si tienes un smartphone o una tablet, y te gusta leer, puedes acceder a e-books con total seguridad. Solo tienes que descargar la aplicación Kindle de las tiendas de aplicaciones de Google o de Apple, crear una cuenta y comenzar a acceder a más de 500.000 libros disponibles en español en Amazon, algunos gratis, otros a costos irrisorios.

APP STORE APPLE

GOOGLE PLAY STORE

En cierto que la cultura del e-book no está muy extendida en mi país, Colombia, en donde aporta al mercado editorial nacional menos del 1% del total de la industria, pero eso es porque las personas no conocen las bondades de los libros electrónicos y, no nos digamos mentiras, porque a las editoriales tradicionales tampoco les interesa promoverlos demasiado para no ir en contra de su principal negocio, que es el libro en papel y desincentiva el consumo del e-book fijándole precios altísimos o usándolo (algo que me indignó) como canal para ofrecer dos o tres capítulos de un libro para obligar al lector a tener que adquirir sí o sí el libro físico.

El libro electrónico es un potosí que la industria editorial convencional menosprecia de manera olímpica.

Y claro que tengo libros físicos. Por montones. No niego su valor y su peso en el mercado editorial. Lo que te estoy diciendo es que existe una alternativa más cómoda, económica y dinámica.

Te pido disculpas, pero en este punto tengo que hacer lo siguiente: quiero dejarte los links de mis libros en Amazon. Están en físico (o tapa blanda) y en e-book.

SUEÑOS PARA UN SOBERANO INSOMNE

RELATOS DE MUNDO ÚNICO. TOMO I. LA TRAICIÓN DE HALASALMA

LA VOZ DE MNUSS. TOMO II DE RELATOS DE MUNDO ÚNICO

Si adquieres uno o todos, voy a pedirte algo: que me dejes una reseña cuando termines de leerlos. Para los escritores autopublicados eso es muy importante.

Por ahora, me despido.

Tu amigo,

ANDRÉS LOPEZRODRÍGUEZ.

3 thoughts on “Por Qué Leo Ahora en Kindle

  1. Por pertenecer a «una antigua generación » prefiero el libro impreso en papel, con olor a tinta de imprenta, doblar la esquina superior de la página donde interrumpí la lectura (Mi Marca libro).
    Pero tener 600 libros en un aparato electrónico es increíble, un nivel superior.
    Estoy asombrado!

  2. Por acá ando chismeando un poco tu blog. No tengo mi Kindle pero si uso la app en mi cel, comprar uno, es una meta que tengo para este año, cuando me decida te estaré consultando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *